ANTIHUMEDAD

10 consejos para prevenir las humedades en viviendas

humedades-en-viviendas
Tiempo de lectura: 5 minutos

Los problemas de humedades en viviendas son una dificultad común y recurrente que afecta a muchas personas en todo el mundo. La humedad puede presentarse en diferentes formas, como filtraciones de agua, condensación o aumento del nivel de humedad en el aire.

Dichos problemas pueden tener múltiples y diversos orígenes, como fugas en las tuberías, filtraciones en los techos o paredes, falta de ventilación adecuada, baja calidad de los materiales de construcción, entre otros factores.

La presencia de humedades en viviendas puede tener consecuencias negativas para la salud de los habitantes, ya que puede provocar la aparición de moho y hongos, los cuales liberan esporas que pueden causar problemas respiratorios, alergias y enfermedades.

Es importante poder evitar cualquier tipo de exceso en lo que respecta al ambiente del hogar, ya que tanto un ambiente muy seco como un ambiente muy húmedo puede resultar perjudicial para la salud.

Cómo evitar la humedad en la vivienda

Para evitar la humedad en la vivienda, es importante tomar medidas preventivas y realizar un correcto mantenimiento. A continuación, se presentan algunas recomendaciones para lograrlo:

1. Ventilación adecuada

Es fundamental mantener una buena ventilación en la vivienda para evitar la acumulación de humedad. Abrir las ventanas regularmente, especialmente después de actividades que generen vapor (como cocinar o bañarse), ayuda a renovar el aire y reducir la humedad.

2. Controlar la condensación

La condensación es un problema común en baños y cocinas. Para reducir su aparición, es recomendable instalar extractores de aire en estas áreas y utilizar siempre una campana extractora cuando se cocina. Además, secar las superficies mojadas después de su uso puede contribuir a evitar la formación de humedad.

>>  Evita las humedades por condensación en invierno

3. Detectar y reparar posibles filtraciones

Detectar una filtración a tiempo evitará la humedad en la vivienda, hacer mantenimiento preventivo es esencial, y en el caso de conseguir alguna filtración debes proceder a su reparación lo antes posible, preferiblemente por un experto.

Te aconsejamos utilizar en este caso los servicios de Novanor, ya que contamos con un equipo de profesionales especialistas en tratamientos de humedades en viviendas, así como también con todo lo necesario para la reparación o sustitución de la pieza.

Revisa una vez al año los techos y paredes con la finalidad de detectar una posible fisura así evitarás posibles filtraciones, humedad en la vivienda.

4. Entrada de luz solar

Es de suma importancia para evitar la humedad de tu vivienda que la luz solar entre al abrir puertas y ventanas diariamente, preferiblemente en horas de la mañana o por la tarde.

5. Higiene

Al mantener una adecuada higiene en el hogar se previene que se acumule humedad en las paredes, baños y pisos. Procura fregarlos con suficiente agua, jabón y cloro, finalmente sécalos muy bien.

tratamiento-humedades-viviendas

6. Evita secar ropa dentro de la casa

Al poner ropa a secar dentro de la vivienda es posible que las habitaciones comiencen a tener humedad, en tal sentido, se recomienda secar la ropa en el exterior de la misma.

7. Control de plantas

Las plantas pueden contribuir a la humedad en interiores. Aunque son beneficiosas por su capacidad para purificar el aire, también liberan humedad a través de la transpiración. Si se tiene un exceso de plantas en espacios interiores, especialmente en áreas con poca ventilación, puede aumentar la humedad ambiental.

Aquí hay algunas estrategias para controlar su impacto:

  • Elección de plantas adecuadas: Opta por plantas que requieran menos riego y emitan menos humedad.
  • Espacios bien ventilados: Coloca las plantas en áreas donde haya una buena circulación de aire para evitar que la humedad se acumule alrededor de ellas.
  • Control del riego: Evita el exceso de agua al regar las plantas. Asegúrate de que tengan un drenaje adecuado y no acumulen agua en los platillos debajo de las macetas.
  • Rotación de plantas: Si tienes muchas plantas en interiores, alterna su ubicación para que algunas estén al aire libre o en áreas más ventiladas mientras otras están dentro.
>>  ¿Cómo saber si la humedad es por condensación o por filtración? Tratar diferentes tipos de humedades

8. Cuidado especial con los suelos de madera y las paredes de yeso

Al limpiar los suelos de madera debes utilizar poca agua, ya que la madera la absorbe fácilmente y luego es difícil que desaparezca. En cuanto a las paredes de yeso, sucede algo similar, cuando se agrietan pueden crear moho y deteriorarse por la humedad.

9. Cambia las alfombras y los colchones periódicamente

Debido a que en ellos se pueden acumular ácaros, suciedad y humedad, a pesar de limpiarse con frecuencia.

10. Monitoreo regular

El monitoreo periódico de áreas susceptibles a humedades es fundamental para detectar problemas temprano y prevenir daños mayores. Aquí te detallamos algunas acciones que puedes llevar a cabo:

  • Inspecciones visuales: Revisa regularmente las áreas propensas a humedades. Busca signos visibles de humedad, como manchas, moho, grietas o pintura descascarada.
  • Uso de medidores de humedad: Emplea medidores de humedad para controlar los niveles de humedad en diferentes áreas de la casa, especialmente en espacios cerrados con poca ventilación.
  • Registros y seguimiento: Mantén registros de las mediciones de humedad o de cualquier cambio notable que observes durante tus inspecciones.
  • Actuar ante señales tempranas: Si notas cambios repentinos en los niveles de humedad o señales de posible humedad, como un olor a humedad o pintura que comienza a descascararse, actúa rápidamente para investigar la causa y solucionar el problema antes de que empeore.

tratamiendo-humedades-en-viviendas

Humedad según el tipo de vivienda

La humedad puede variar según el tipo de vivienda y sus características constructivas. A continuación, se presentan algunas formas en las que la humedad puede variar según el tipo de vivienda:

1. Viviendas antiguas

Las viviendas antiguas tienden a tener mayores problemas de humedad debido a la falta de aislamiento adecuado y a la presencia de materiales de construcción porosos que retienen la humedad. Además, es común que presenten filtraciones en los techos y paredes debido al deterioro de los materiales a lo largo del tiempo.

>>  ¿Pueden aparecer bichos por tener humedad en la pared?

2. Viviendas de hormigón

Las viviendas construidas principalmente con hormigón pueden ser más propensas a la humedad debido a su capacidad de absorber agua. Si no se toman medidas adecuadas de impermeabilización, puede generar condensación en las paredes, pisos y techos.

3. Viviendas de madera

Las viviendas de madera deben ser revestidas por los productos necesarios para control de la humedad. Si el ambiente es muy seco, la madera tiende a agrietarse, y en caso contrario, cuando es un ambiente húmedo puede llegar a deteriorarse irremediablemente, por lo que es necesario que se le realice un tratamiento especial para viviendas de este material.

Para finalizar podemos concluir que si deseas evitar la humedad en la vivienda, lo más recomendable es contar con el asesoramiento de una empresa como Novanor. Somos especialistas en cualquier diagnóstico de humedad y del tratamiento adecuado para eliminarla. No dudes en contactarnos.