EDIFICACIÓN

¿Qué es la aluminosis?

aluminosis
Tiempo de lectura: 4 minutos

En Novanor como especialistas en control y eliminación definitiva de todo tipo de humedades, conocemos todos los problemas relacionados con los materiales y los posibles daños a las estructuras de una vivienda o edificación. Por ello, te ofrecemos en este post toda la información necesaria sobre qué es la aluminosis.

Te explicaremos en qué consiste la aluminosis, cuáles son sus causas y las posibles soluciones que se están considerando en la actualidad para este tipo de problemas. También veremos cómo detectar y evaluar este tipo de problema, así como las medidas preventivas que se pueden tomar para evitar su desarrollo.

¿Qué es la aluminosis?

La aluminosis, también conocida como fiebre del hormigón, es una patología que afecta a la durabilidad del hormigón utilizado en la construcción de edificios, lo que representa un problema estructural grave que afecta a las edificaciones construidas con cemento aluminoso.

La aluminosis es una lesión del hormigón que se exterioriza principalmente en las vigas de los forjados de los edificios. Se caracteriza por la pérdida de propiedades del hormigón, aumentando su porosidad y reduciendo significativamente su resistencia. Esto se traduce en la puesta en peligro de la estabilidad del edificio.

El cemento aluminoso se utilizó entre las décadas de 1950 y 1970, debido a su rapidez de endurecimiento que reducía los tiempos de construcción. Sin embargo, con el paso del tiempo, se determinó que este material al ser expuesto a ciertas condiciones ambientales experimenta una reacción química que debilita su estructura, haciéndolo más poroso y menos resistente.

Cabe destacar que esta lesión está asociada a factores como la presencia de humedad y la temperatura.

>>  Descubre las alergias que producen los ácaros de la humedad

¿Cuáles son las causas de la aluminosis?

La principal causa de la aluminosis es el uso de cemento aluminoso en la construcción de edificios, ya que este tipo de cemento, al reaccionar con la cal y el agua presentes en el hormigón, genera hidróxido de aluminio, un compuesto que expande su volumen y provoca la fisuración y desintegración del hormigón.

Esta reacción química, que es la base de la aluminosis, se ve favorecida por la presencia de humedad. El agua actúa como catalizador, acelerando la producción de hidróxido de aluminio y, por lo tanto, la desintegración del hormigón afectado por este problema.

Frente a lo anterior, te interesará saber que el equipo de Novanor cuenta con los conocimientos, experiencia y recursos de avanzada para eliminar humedades por capilaridad.

¿Cómo se manifiesta la aluminosis?

Los síntomas más comunes de la aluminosis son:

  1. 1. Fisuras y grietas en vigas y forjados: Estas grietas suelen ser más visibles en la parte inferior de las vigas y en los encuentros entre vigas y pilares.
  2. 2. Deformación de vigas y forjados: Las vigas y forjados afectados por aluminosis pueden deformarse, dando lugar a hundimientos y desniveles en el suelo.
  3. 3. Desprendimiento de fragmentos de hormigón: En casos avanzados, la aluminosis puede provocar el desprendimiento de fragmentos de hormigón de las vigas y forjados.
  4. 4. Oxidación de armaduras: La desintegración del hormigón expone las armaduras metálicas a la corrosión, lo que debilita aún más la estructura del edificio.

¿En qué zonas del edificio es más probable encontrar aluminosis y humedades?

Las zonas del edificio más propensas a sufrir aluminosis y humedades son aquellas que están más expuestas al agua, como:

  • Sótanos: Al estar bajo el nivel del suelo, los sótanos son más propensos a filtraciones de agua y a tener una mayor humedad ambiental.
  • Baños: Los baños generan una gran cantidad de humedad debido a las duchas, bañeras y lavabos. Si la ventilación no es adecuada, esta humedad puede acumularse y favorecer la aluminosis.
  • Cocinas: Las cocinas también generan humedad por la cocción de alimentos. Además, si hay fugas en tuberías o electrodomésticos, la humedad puede aumentar considerablemente.
  • Cubiertas: Las goteras y filtraciones en la cubierta pueden provocar que el agua se infiltre en el interior del edificio, afectando a los forjados y vigas de hormigón.
>>  Ahorrar energía eliminando las humedades de la vivienda

¿Cómo se diagnostica la aluminosis?

El diagnóstico de la aluminosis se realiza mediante una inspección visual del edificio, junto con pruebas de laboratorio que analizan muestras del hormigón afectado.

que-es-aluminosis

¿Cómo se trata la aluminosis?

El tratamiento de la aluminosis depende de la gravedad del problema.

En casos leves, puede ser suficiente con reparar las grietas y vigas afectadas. Sin embargo, en casos más severos, puede ser necesario sustituir las vigas y forjados completos, pero en casos extremos, cuando el problema es generalizado y pone en peligro la estabilidad del edificio, puede ser necesario el derribo de la construcción.

¿Cómo prevenir la aluminosis?

La aluminosis se puede prevenir evitando el uso de cemento aluminoso en la construcción de nuevos edificios. En el caso de edificios ya existentes que se sospeche que puedan estar afectados por aluminosis, es importante realizar una inspección exhaustiva por parte de un especialista cualificado y tomar las siguientes medidas:

  1. 1. Evitar el uso de cemento aluminoso en nuevas construcciones, optando por materiales resistentes y de calidad.
  2. 2. Reparar cualquier gotera o fuga de agua en el edificio lo antes posible.
  3. 3. Asegurar una buena ventilación en baños y cocinas.
  4. 4. Impermeabilizar las cubiertas y sótanos.
  5. 5. Instalar sistemas de control de humedad en zonas con alta humedad ambiental.
  6. 6. Realizar inspecciones periódicas del edificio para detectar cualquier signo de aluminosis o humedades.

Es importante recordar que la aluminosis es un problema grave que puede comprometer la seguridad de un edificio. Si tienes sospechas de que tu vivienda o edificio puede estar afectado por aluminosis o humedades, es importante que te pongas en contacto con un profesional cualificado para que realice una evaluación y determine el tratamiento adecuado.

>>  ¿Cuánta humedad es recomendable en casa?

Recuerda que en Novanor somos especialistas en la reparación de humedades por capilaridad. No dudes en ponerte en contacto con nosotros si observas este problema. ¡Actuar a tiempo podría ayudar a evitar problemas más graves como el de la aluminosis!