ANTIHUMEDAD

Cómo medir la humedad en casa

como-medir-humedad-en-casa
Tiempo de lectura: 4 minutos

El hogar es el refugio donde encontramos protección, comodidad y bienestar. Sin embargo, uno de los factores más subestimados que puede afectar significativamente nuestra salud y la integridad de nuestro hogar es la humedad.

Controlar adecuadamente la humedad en casa es esencial para evitar problemas de salud y daños estructurales que podrían derivar en costosas reparaciones y afectar la calidad de vida de sus habitantes.

La humedad, en apariencia inofensiva, puede infiltrarse sigilosamente en cada rincón de nuestra vivienda, generando un ambiente propicio para el desarrollo de moho, ácaros y otros alérgenos.

Los problemas respiratorios, las alergias y otras enfermedades pueden empeorar debido a una mala calidad del aire causada por el exceso o falta de humedad. Además, con el tiempo, la humedad puede corroer materiales, debilitar estructuras y causar daños irreparables en la edificación.

Es en este punto donde entra en juego la experiencia y el conocimiento de profesionales especializados en humedades, como Novanor. Con años de experiencia en el campo, Novanor se posiciona como una innovadora y experta en el tratamiento de humedades en casa.

Su equipo de profesionales altamente capacitados está preparado para identificar las causas de la humedad y brindar soluciones efectivas y duraderas. En este artículo, profundizaremos en cómo medir la humedad en casa y cómo afecta tanto a la vivienda como a sus ocupantes.

¿Qué es la humedad relativa y por qué es importante medirla?

La humedad relativa es un término que describe la cantidad de vapor de agua presente en el aire en relación con la cantidad máxima que el aire podría contener a una determinada temperatura.

>>  ¿Cuáles son las ventajas de impermeabilizar?

Se expresa como un porcentaje, donde el 100% indica que el aire está completamente saturado y no puede contener más humedad en forma de vapor. La medición de la humedad relativa se realiza utilizando un instrumento llamado higrómetro, que proporciona lecturas precisas de la humedad en el ambiente.

La humedad relativa es un factor fundamental para el confort y la calidad del aire en el hogar. Cuando la humedad relativa es demasiado alta, el ambiente se siente pegajoso y poco cómodo, y la transpiración del cuerpo se vuelve menos eficiente para refrescarnos, lo que puede generar incomodidad durante los días calurosos.

Por otro lado, una humedad relativa muy baja puede provocar sequedad en la piel, los ojos y las vías respiratorias, ocasionando molestias y problemas de salud, especialmente para personas con afecciones respiratorias como asma o alergias.

Además del impacto en el confort, la humedad relativa también está estrechamente relacionada con la proliferación de problemas de salud y daños en la estructura del hogar.

Un ambiente con una humedad excesiva se convierte en un caldo de cultivo ideal para el crecimiento de moho y la presencia de ácaros y otros alérgenos.

Estos organismos pueden desencadenar reacciones alérgicas y problemas respiratorios, afectando la salud de los ocupantes de la vivienda.

Por otro lado, una humedad relativa demasiado baja puede propiciar la aparición de grietas y fisuras en materiales de construcción, afectando la integridad de paredes, techos y pisos, y favoreciendo la acumulación de polvo.

En este sentido, la humedad relativa óptima para un ambiente saludable se encuentra generalmente en el rango del 40% al 70%. Mantener la humedad dentro de este rango contribuirá a prevenir problemas de salud asociados con la humedad y a proteger la estructura del hogar de daños a largo plazo.

>>  Mitos comunes sobre las humedades en casas

medir-humedad-en-casa

Herramientas para medir la humedad en casa

El higrómetro se erige como la principal herramienta para medir la humedad relativa en el hogar, proporcionando información precisa y confiable sobre el nivel de humedad presente en el ambiente.

Este dispositivo es esencial para mantener un control adecuado de la humedad y garantizar un ambiente saludable y confortable para los habitantes de la vivienda.

El funcionamiento del higrómetro se basa en principios físicos y tecnológicos que permiten medir la cantidad de vapor de agua presente en el aire.

Existen diferentes tipos de higrómetros, pero los más comunes son los higrómetros mecánicos y los electrónicos.

Los higrómetros mecánicos utilizan un cabello humano o animal que se expande y contrae en respuesta a los cambios en la humedad, lo que mueve una aguja en el dial para indicar el nivel de humedad relativa.

Por otro lado, los higrómetros electrónicos emplean sensores de alta precisión para medir la humedad y proporcionan lecturas digitales en una pantalla.

La disponibilidad de higrómetros en el mercado es amplia, pudiendo encontrarse en ferreterías, tiendas de electrónica o incluso en línea.

Los modelos electrónicos suelen ofrecer mayor exactitud en sus mediciones y algunas características adicionales, como la posibilidad de registrar datos a lo largo del tiempo.

Aunque el higrómetro es la opción más recomendada para medir la humedad en casa, también existen otras herramientas para realizar esta tarea.

Algunos termostatos modernos vienen equipados con sensores de humedad integrados que pueden proporcionar lecturas de humedad relativa junto con la temperatura ambiente.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que estos sensores pueden no ser tan precisos como un higrómetro independiente, y su ubicación en el termostato puede no reflejar la humedad en todas las áreas de la vivienda.

>>  ¿Cómo eliminar moho blanco de las paredes?

Métodos caseros para medir la humedad (y sus limitaciones)

Aunque existen métodos caseros para medir la humedad en casa, como el uso de cabellos de animales que se enroscan o alargan según la humedad, o la observación de condensación en superficies frías, es importante destacar que estos enfoques pueden resultar poco precisos y confiables.

La medición de la humedad mediante métodos caseros puede variar significativamente según la ubicación y las condiciones ambientales, lo que dificulta obtener lecturas exactas y consistentes.

Para una medición verdaderamente precisa y una solución adecuada a los problemas de humedad, es imprescindible contar con la asesoría de expertos en humedades como Novanor, o en el peor de los casos como ya hemos comentado con el uso de un higrómetro profesional en caso de tener los suficientes conocimientos para ello.

La experiencia y conocimientos de una empresa especializada garantizarán un diagnóstico preciso y la implementación de soluciones efectivas, asegurando así un ambiente saludable y libre de problemas asociados con la humedad en el hogar.