EDIFICACIÓN

Descubre las alergias que producen los ácaros de la humedad

alergias-que-producen-los-acaros1
Expertos en eliminación certera y definitiva de humedades interiores y exteriores por condensación, capilaridad, filtraciones... en Novanor
Expertosen eliminación certera y definitiva de humedades interiores y exteriores por condensación, capilaridad, filtraciones...
Novanor
Tiempo de lectura: 3 minutos

La humedad puede llegar a ser un grave problema para tu vivienda. Estas cantidades de humedad ambiental en las paredes no solo dañan la estética de tu hogar, sino también la salud de sus convivientes. Una de las consecuencias más dañinas que tiene la humedad es la proliferación de ácaros, que pueden provocar graves alergias, especialmente en niños y ancianos. Descubre con nosotros por qué surgen y cómo actuar contra ellos.

Qué son los ácaros y cómo surgen

Antes de meternos en materia a explicar las consecuencias dañinas que pueden generar los ácaros generados por la humedad, hemos considerado importante detenernos a entender qué son los ácaros.

Los ácaros son una familia de artrópodos presentes en la naturaleza. Su tamaño oscila entre el medio milímetro y los tres centímetros, aunque encontrar ácaros de este tamaño es algo verdaderamente poco frecuente. El principal alimento de los ácaros son las escamas de la piel, las cuales pierde diariamente todo ser humano.

Para su correcta proliferación, los ácaros deben vivir en ambientes con una temperatura entre 19 y 30º y una humedad relativa en torno al 60 o 70 %. Esto es clave para ellos, ya que solo así pueden absorber toda el agua que necesitan para poder cumplir con todas sus funciones vitales.

¿Qué es la alergia a la humedad?

Antes de nada, mencionar que la alergia a la humedad no existe de por sí. La alergia en todo caso se produce por los ácaros surgidos por la humedad. Esta alergia a los ácaros de la humedad se basa en que nuestro sistema inmunitario responde a la presencia de un agente externo generando una gran cantidad de anticuerpos para combatirlo.

Como sucede con el resto de alergias, el problema radica en que al tener una alergia, nuestro sistema sobreactúa contra el citado agente externo (en nuestro caso, los ácaros de la humedad), generando una respuesta inflamatoria en fosas nasales y pulmones. Aquí aparece la habitual sensación de agotamiento y la complicación respiratoria.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los repasaremos a continuación, pero por sintetizar, vienen a ser los mismos síntomas existentes en cualquier otro tipo de alergia. Para todos aquellos que desconozcan cuáles son estos habituales síntomas los exponemos.

Antes de empezar a explicar los principales síntomas generados por la alergia a los ácaros de la humedad, debes tener en cuenta que existen muchísimos grados de afección, dependiendo del contexto concreto de cada persona, cada hogar, cada momento… Por ello, si presentas solo tres o cuatro de estos síntomas, también puedes estar sufriendo de esta alergia.

Entre los síntomas de la alergia a los ácaros de la humedad más comunes encontramos los estornudos, los ojos llorosos, la congestión nasal y/o exceso de mucosidad nasal. También son muy habituales la tos y el dolor en el rostro.

Todo esto no es más que la punta del iceberg para las personas asmáticas. Esto se debe a que, las personas que sufren esta afección, pueden llegar a desarrollar episodios de su enfermedad derivados de la alergia. Esto desemboca en la citada dificultad para respirar, los habituales `pitos´ de los asmáticos, o ruido pulmonar al inhalar y exhalar, e, inclusive, dolor u opresión en el pecho.

¿Se me puede complicar la alergia a los ácaros de la humedad?

Desde luego no serías la primera persona a la que le sucede. Estas complicaciones sólo acostumbran a tener lugar en personas con antecedentes familiares de alergia. Esto puede traspasarse de generación en generación a través de la genética familiar. Claro está que no es el único factor de riesgo para que se desarrollen las citadas contingencias: una desmesurada cantidad de ácaros de la humedad también aumenta el riesgo.

De entre los principales problemas que pueden surgir derivados de la alergia a los ácaros de la humedad, encontramos las infecciones en los senos paranasales y los episodios asmáticos ya citados. Ambos son realmente nocivos para la salud, por lo que se debe dar la importancia que merecen a los problemas de humedades.

Esperemos que este post te haya servido no sólo para comprender los síntomas y complicaciones de la alergia por ácaros de la humedad, sino también para comprender el grave problema que suponen las humedades no solo para la estética de tu vivienda. Si tienes un problema de humedades al que hacer frente, no dudes en contactarnos. En Novanor somos expertos en el sector, con muchísimos años de experiencia a nuestras espaldas.