ANTIHUMEDAD

¿Cómo saber si la humedad es por condensación o por filtración? Tratar diferentes tipos de humedades

¿Cómo saber si la humedad es por condensación o por filtración? Tratar diferentes tipos de humedades
Expertos en eliminación certera y definitiva de humedades interiores y exteriores por condensación, capilaridad, filtraciones... en Novanor
Expertosen eliminación certera y definitiva de humedades interiores y exteriores por condensación, capilaridad, filtraciones...
Novanor
Tiempo de lectura: 4 minutos

Nos podemos encontrar ante varios tipos de humedades en nuestro hogar y es muy habitual que alguien que no esté especializado en el tema se pregunte cómo saber si la humedad es por condensación o por filtración. En este post te vamos a explicar sus diferencias principales para que puedas detectarlas con facilidad y ponerles solución lo antes posible.

Las humedades son un problema que a la larga puede resultar peligroso para tu vivienda y quienes habitáis en ella, ya que puede dar lugar a la aparición de ácaros, hongos y microorganismos muy perjudiciales. Ahí reside la importancia de cómo saber si la humedad es por condensación o por filtración, ya que suelen ser los casos más frecuentes, aunque hay más.

¿Cómo saber qué tipo de humedad tengo?

Diferenciamos hasta un total de 4 tipos de humedades:

  • Humedades accidentales: Suelen estar provocadas por la rotura en una instalación que lleve agua, como una tubería, debido a la dilatación y contracción de sus materiales hasta provocar fisuras en sus uniones.
  • Humedades por filtración: Tienen lugar cuando el agua penetra desde el exterior del edificio hacia el interior de nuestro hogar, infiltrándose por medio de cualquier fisura, grieta u otro desperfecto que tengan nuestras instalaciones.
  • Humedades por capilaridad: Los terrenos húmedos y los cimientos mal aislados son los causantes principales de este tipo de humedad, la cual puede conllevar consecuencias perceptibles en forma de manchas. Estas suelen aparecer especialmente en sótanos o garajes; es decir, las plantas más bajas de un edificio.
  • Humedades por condensación: Es el tipo de humedad que se presenta con mayor asiduidad y surge cuando hay altos niveles de humedad en el ambiente, de manera que genera efectos negativos para los edificios como el moho, los malos olores y el deterioro de los materiales que los componen.
>>  Descubre cómo la humedad afecta a la salud

Pero tan solo con la descripción superficial anterior no es suficiente para tener todas las claves sobre cómo saber si la humedad es por condensación o por filtración. Vamos a desgranarlas individualmente:

¿Cómo saber si la humedad es por condensación?

Denominamos condensación a la transformación de un vapor en un líquido como consecuencia de un cambio de temperatura, de presión o de ambos factores. La humedad por condensación en las viviendas tiene lugar cuando la temperatura del vapor disminuye por debajo del punto de rocío.

Este término está asociado a la temperatura más alta a la que empieza a condensarse el vapor de agua que contiene el aire, pero no hay una cifra exacta que la defina, ya que puede variar dependiendo del lugar, la humedad relativa que haya en ese mismo momento y la temperatura ambiente. Cuanto mayores sean estas dos circunstancias, mayor será la temperatura de rocío.

En cualquier estancia de una casa hay una determinada cantidad de vapor de agua en el aire y ésta siempre se encuentra en equilibrio con la temperatura y la presión. Si el vapor contacta con una superficie que esté por debajo del punto de rocío, se condensa hasta manifestarse en forma de pequeñas gotas de agua que se adhieren al espacio en cuestión y sus elementos.

Este caso se suele dar con alta frecuencia en aquellas viviendas situadas en la costa y entornos no muy fríos, sobre todo en invierno, cuando las temperaturas bajan radicalmente cuando se hace de noche. La generación recurrente de condensación dará como resultado manchas de humedad en aquellas paredes y techos que estén en contacto con el exterior.

>>  Tratamientos de antihumedad

Hay que prestar verdadera atención a las circunstancias que rodean a la vivienda, como por ejemplo: comprobar que sea más o menos soleada, que tenga una hermeticidad de carpintería mayor, que pueda estar más cerca del suelo, que esté en un lugar húmedo, la antigüedad o el número de personas que convivan en ella.

¿Cómo saber si la humedad es por filtración?

Si buscas cómo saber si la humedad es por condensación o por filtración de manera amplia, en este punto llega la diferenciación. Catalogamos como humedad por filtración a la penetración de agua a través de grietas, fisuras y otros desperfectos posibles en un edificio, generalmente como consecuencia de zonas sin impermeabilizar o con impermeabilización deficiente.

Si lo que encontramos son infiltraciones laterales, lo más normal es que se deba a las filtraciones provenientes del terreno, por una mala impermeabilización, por una insuficiente impermeabilización o un deterioro de la misma.

Los muros de un edificio están siempre en contacto directo con las tierras y, por ende, con el agua que hay presente en ellas, por lo que es bastante habitual que se pueda filtrar y generar problemas en los materiales de la construcción del bloque. Si no se tratan a tiempo con un equipo de profesionales como los de Novanor, pueden dar lugar a fallos en las instalaciones eléctricas, desprendimiento de los revestimientos interiores y humedades.

Las consecuencias más habituales generadas por las humedades por filtración son la degradación de la estructura del edificio, la oxidación de sus componentes de hierro, la disgregación del revoco y la aparición de hongos y moho. En su conjunto, esto favorece a la creación de un ambiente nocivo para la salud de las personas.

>>  NOVANOR y ponle freno a la humedad

Esto es fruto de una patología estructural denominada carbonatación, causada por no impermeabilizar a tiempo. Puede hacer que se dañe la estructura y haya que reparar después, multiplicando así nuestros problemas.

Por esta razón debes aprender cómo saber si la humedad es por condensación o por filtración. Detectarlas a tiempo y repararlas es más importante de lo que creías.

Solución para humedades por condensación o por filtración

Para poder dar comienzo con el proceso de eliminación de humedades es fundamental realizar un diagnóstico profesional previo. Para ello, confía en Novanor. Nuestros técnicos identificarán tu caso personal sin ningún coste ni compromiso y te facilitarán cómo saber si la humedad es por condensación o por filtración.

Tenemos muchos años de experiencia erradicando este tipo de problemas por completo, ofreciendo a cada cliente la solución más adecuada gracias a nuestra atención individualizada, lo que nos ha convertido en una de las mejores empresas del sector. Contáctanos para poder darte un presupuesto y poder frenar cuanto antes esas humedades.